SOÑANDO CON LAS CASAS DE LUJO DE BARCELONA

Sentado en tu puesto de trabajo, una mesa de escritorio, una silla reclinable, el teléfono y el ordenador y un montón de papeleo que atender, piensas que necesitas unas vacaciones, no todo puede ser trabajo, pero la hipoteca aprieta y no puedes permitirte el lujo de arriesgar tu piso de 70 metros cuadrados por acercarte a la oficina de tu jefe a decirle que te vas un mes al Caribe.

Te recreas en la oficina del jefe y la comparas con tu puesto, su sillón de cuero y su inmensa mesa de madera de nogal, ahí seguramente no te estresarías y trabajarías a gusto y es que quien no vive mejor en el lujo…Recuerdas un artículo que leíste hace poco en una revista de inmobiliarias, hablaba de casas de lujo y sí las había en todo tipo de lugares, grandes apartamentos en París, mansiones de ensueño en Dubai, casas de lujo en el Caribe, chalets…

Pero también te sorprendió que las había aquí, las casas de lujo en Barcelona son un negocio al alza, porque a pesar de la crisis, la gente que sí cuenta con medios apuesta por un estilo de vida donde prime el diseño y el confort en una ciudad cosmopolita y creativa como es Barcelona. Muchos extranjeros se deciden a instalarse en la Ciudad Condal, que no deja de ser la segunda ciudad en importancia de España y la capital de Cataluña, buscan inmuebles de alto standing, en zonas señaladas de la ciudad como el Barrio de Gracia, lo que les permite estar cerca de las boutiques de lujo de las marcas internacionales, rodeados del modernismo arquitectónico catalán. Aquí encuentran apartamentos de lujo con impresionantes vistas al centro histórico de la ciudad.

El lujo es símbolo de estatus y de posición social, por eso hay otro espacio exclusivo, el distrito de Sarrià- Sant Gervasi, el área  preferida de la burguesía, aquí se encuentran desde áticos de lujo desde los que se puede ver toda la ciudad hasta inmensas villas con piscina, residencias de época y casas señoriales del más puro estilo modernistas. Aunque tampoco hay que desmerecer los áticos de Pedralbes o los áticos panorámicos del centro de la ciudad.

Te ves a ti mismo sentado en un enorme sillón dispuesto en la terraza, con las vistas al fondo de la playa de la Barceloneta, conversando animadamente con tus amigos en una calurosa noche veraniega, mientras el servicio os atiende a todos de maravilla…hasta que te das cuenta que una vez más estás soñando y el papeleo sigue esperando en tu mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *