¿Qué hemos aprendido sobre armas en los videojuegos?

glock26 armas videojuegos

Aunque en el mercado podemos encontrar videojuegos de géneros tan diversos como las plataformas, los puzzles, el RPG y JRPG, pelea… Lo cierto es que, a día de hoy, los shooter y los de acción, en los que es fácil encontrar armas desde una pequeña pero imponente Glock 26 hasta armas largas como la AK-47, son los más populares.

Pero ¿qué hemos aprendido en los videojuegos sobre armas?

1- Dejar su uso a los expertos

La policía puede usar armas en caso necesario, pero nosotros, no. Y eso es algo que nos queda claro en cualquier videojuego, ya seamos un héroe o un antihéroe.

La salud sólo se recupera cuando estamos jugando protegidos tras una pantalla. En la vida real, no.

2- Cambiar de arma es más rápido que cambiar de cargador

Los operadores en el combate real tienen esto muy en mente. Cuando un cargador queda vacío, es mucho más rápido pasar al arma secundaria y dejar el fusil colgado que entretenernos en cambiar el cargador.

3- Para el rifle de precisión, hay que aguantar la respiración

Con tal de mejorar la puntería con el rifle de precisión, para el que un milímetro de distancia puede significar acertar o fallar el objetivo por completo, se debe disminuir el ritmo cardiaco y aguantar la respiración uno segundos antes de disparar. El rifle de francotirador es un arma para la que incluso videojuegos como Metal Gear Solid nos ha mostrado que puede ayudar el uso de tranquilizantes.

4- El efecto culatazo

Disparar una potente Magnum, o una ráfaga con una arma automática, puede jugar una mala pasada. En el primer caso, quien no está acostumbrado a la potencia del arma puede darse un golpe con ella en la cara, mientras que en el segundo, es fácil perder enseguida el objetivo.

5- Las armas se encasquillan y los cañones se sobrecalientan

Fusiles como el M-16 tendían a encasquillarse cuando no es capaz de expulsar correctamente la vaina de los proyectiles. Para que vuelva a disparar de nuevo, se debe amartillar el arma con tal de que expulse el casquillo.

En cuanto al cañón, se recalienta y pierde precisión, e incluso puede llegar a dejar de funcionar.

¿Cuánto más crees que hemos aprendido sobre armas en los videojuegos? Toda esta información es muy valiosa cuando estás pensando en escribir una novela policiaca o te gustaría ser guionista de filmes de este estilo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *