Cosas buenas y malas de WhatsApp

El servicio de mensajería WhatsApp se coló en nuestras vidas el año 2010… y ahí sigue, almacenando todas nuestras conversaciones desde entonces. Además, nos ha traído servicios como la grabación de audio, el envío de archivos diversos y el número virtual para WhatsApp.

Sin embargo, hay veces en las que también nos saca de quicio. Por todo esto, hemos elaborado una lista con lo mejor y lo peor de este servicio.

Lo peor

La gente está siempre con el móvil en la mano

No hay nada peor, socialmente hablando, que quedar con un grupo de amigos y que estén todos callados, riendo con el móvil en la mano, sin interactuar en persona.

Puede ser la causa de accidentes

¿Recuerdas cuando se viralizaron noticias que decían que Pokémon Go era la causa de numerosas muertes, porque sus usuarios cruzaban calles sin mirar, atentos al móvil, o jugaban conduciendo? Con WhatsApp, ocurre lo mismo, sólo que, por algún motivo, estas noticias no han sido tan populares.

Ha cambiado cómo nos relacionamos con los demás

Da un poco de miedo que una app pueda cambiar la manera que tenemos de hablar con los demás. Cuidado con decir algo que suene demasiado serio y sin emoticonos, o alguien se podría enfadar.

Por otro lado ya no hacemos tantas llamadas telefónicas, así que nuestra comunicación es aun más fría.

Ha servido para engañar y robar

Algunos delincuentes han encontrado en WhatsApp, con o sin número virtual, un buen medio para estafar a miles de usuarios.

Lo mejor

Para encontrar delincuentes

En muchas investigaciones, ha servido como prueba fundamental a la hora de seguir la pista a delincuentes, ya sean estos estafadores, agresores u otro tipo de malhechores.

Nos hace compartir más

En un momento, podemos hacer una fotografía y enviarle a un ser querido al que hace mucho que no vemos en persona cualquier cosa o situación del que queramos hacerle partícipe.

Puede salvar vidas

Muchos montañeros perdidos han podido ser localizados y rescatados con vida gracias a que fueron capaces de compartir su ubicación mediante WhatsApp. Y no es el único caso.

Siempre estamos localizables

Que tengamos el móvil todo el día en la mano significa, también, que siempre nos podremos localizar. Incluso, cuando la cobertura escasea, es más fácil enviar un WhatsApp que hacer una llamada.

Todo tiene su lado bueno y su lado malo… ¿Con cuál te quedas tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *