Cómo proteger a tu chinchilla de un golpe de calor

como proteger chinchillas

Las chinchillas son uno de los animales más adorables que puedes tener. Gozan de una cantidad ingente de pelo y una forma esférica que las hace ser mullidas y suaves, por lo que se convierten en uno de los animales más adoptados en cualquier tienda de animales de Madrid.

Sin embargo, todo ese precioso pelaje también oculta cierto riesgo para su salud, especialmente, en épocas de calor. Están preparadas para soportar temperaturas muy bajas, pero no para sobrevivir en el caso contrario. En temperaturas superiores a los 26º, corren riesgo de muerte.

Por este motivo, hoy te contamos cómo matar a tu chinchilla de un golpe de calor:

  • Cuando lleguen las épocas de altas temperaturas, coloca su jaula en la zona más fresquita de la casa.
  • Asegúrate de que nunca les falta agua en el bebedero. De hecho, te recomendamos que mezcles agua del tiempo con agua de la nevera, para que esté fresquita, pero no demasiado.
  • Dale trocitos de fruta o barras de verduras para roedores que hayan pasado un rato en el congelador. Pero no te excedas, pues podrían sufrir otros problemas.
  • No las saques demasiado rato, porque el ejercicio las calienta. Están menos activas con el calor, pero es lo adecuado para protegerse.
  • Mete su recipiente con arena para el baño de la chinchilla en la nevera un rato antes de dejar que lo utilice; así, se refrescará.
  • Ten siempre una baldosa de piedra por chinchilla dentro de la jaula. Esto las ayuda a refrescarse cuando sientan que tienen mucho calor.

Si tu chinchilla se tumba de lado, respira rápido y apenas se mueve, es muy probable que esté sufriendo un golpe de calor. Muchas, echan saliva por la boca, y pueden pasar a la hipertermia, el coma y, después, de la muerte, en un periodo de tiempo muy corto. Por ello, si crees que está sufriendo un golpe de calor y no reacciona ante los primeros cuidados, te recomendamos que acudas de urgencia a tu veterinario.

Cuidados de urgencia

Si crees que está sufriendo un golpe de calor, coge un cubito de hielo y pásalo por su tripa y en las patas con cuidado, sin dejar de masajear. Si se empieza a mover más, recomendamos acercarle agua fresca para que beba, lo cual sería una buena señal.

Las chinchillas son unos animales adorables que pueden llegar a vivir desde los 10 y hasta los 25 años. No requieren de cuidados muy complejos, pero sí específicos, que debes conocer para protegerla de posibles peligros.

Asegúrate de cuidarla como te aconsejamos y podrás disfrutar de su agradecida compañía durante muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *