Cómo cuidar de una pogona vitticeps

pogona vitticeps tienda de animales sant cugat

También conocida como “dragón barbudo”, la pogona vitticeps es un tipo de lagarto de la familia de los agámidos que exige un cuidado relativamente sencillo, por lo que se ha convertido en una opción cada vez más demandada en cualquier tienda de animales Sant Cugat entre los amantes de los reptiles.

Alimentación

A diario, es necesario darles vegetales como alfalfa, calabaza, diente de león, endibia… Pero también, alimento vivo, como cucarachas, langostas, gusanos de seda u hormigas.

Semanalmente, deben comer manzana sin piel, fresa, rúcula, zanahorias, pepino pelado… El alimento vivo semanal deberán ser grillos, y el esporádico, a modo de “chuche”, lombrices de tierra, tenebrios y gusanos de la miel.

Además, se deben añadir suplementaciones con vitaminas y minerales.

Terrario

Para empezar, el terrario debe ser horizontal, y cuanto más grande, mejor. Las medidas mínimas deben ser las siguientes:

  • 80 cm x 60 cm x 50 cm para pogonas jóvenes.
  • 100 cm x 60 cm x 50 cm para adultos.
  • 150 cm x 60 cm x 50 cm para grupos de 2 ó 3 pogonas.

Temperatura

Las pogonas necesitan una zona fría a 20 – 25 ºC y otra caliente a 35 – 40 ºC. Por la noche, no debería ser inferior a 18 ó 20 ºC. Con tal de conseguirlo, puedes optar por luces infrarrojas, lámparas de cerámica o lámparas de vapor de mercurio.

También puedes tener mantas o piedras térmicas que te ayuden como fuentes de calor de apoyo.

Iluminación

Las pogonas necesitan radiación ultravioleta A y B. La lámpara puede dejarse con un ritmo de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad. Ten en cuenta, además, que tendrás que renovarlas, como mínimo, una vez al año, y puede que más.

Suelo del terrario

Para los bebés o jóvenes, el papel de periódico o de cocina sirve, pero se debe cambiar a diario.

Para pogonas adultas, se recomienda la turba y la leche de coco. En caso de optar por la arena, se debe vigilar que no la comen en momentos de carencia de calcio.

Para más información, te recomendamos que consultes con un veterinario especializado en animales exóticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *